Aunque un poco teórico, pienso que entender la composición de nuestros senos es importante para cuando vayamos a emplear las diferentes técnicas que resultan en la expresión de leche. Algunas de nosotras tenemos a nuestras mamás, abuelas o algún familiar cercano que haya lactado y nos motive y eduque en el proceso. Sin embargo, no todas tenemos personas cercanas que nos den un “coaching” o motivación. Por esta razón, es muy buena idea aprender todo lo que podamos de antemano.

Entonces; ¿Qué cambios debo esperar y qué significan?

Durante el primer trimestre del embarazo probablemente notaste que tus senos se encontraban más llenos y sensibles. Éste aumento de tamaño se debe al desarrollo de las estructuras creadoras de leche. A medida que los senos aumentan en tamaño, el flujo sanguíneo aumentará haciendo más visibles las venas que nutren los senos.

En la siguiente figura tenemos las estructuras maravillosas que componen nuestros senos.

  1. Caja Torácica y Costillas:
    • Durante la mitad de tu embarazo en adelante la caja torácica, incluyendo tus costillas se expande. Esto causa que el brasier (sostén) se sienta más ajustado.
  2. Lóbulos y Ductos de Leche:
    • Los lóbulos son las glándulas productoras de leche y los ductos se encargan de conectar al lóbulo con el pezón durante el transporte de leche.
  3. Pezón y Areola
    • El pezón y el área que rodea el pezón, la areola, pueden crecer hasta el doble de su tamaño original. Otro cambio que podemos observar es que se oscurecen ambas áreas a medida que pasan las semanas. El color oscuro de tu pezón servirá como señal visual para el bebé (Yay!). Durante el comienzo del embarazo el pezón puede estar más sensible de lo normal al tocarlos. Sin embargo, a medida que progresa el embarazo la sensibilidad va disminuyendo.
  4. Tubérculos de Montgomery:
    • No están visibles en la figura, pero ésta estructura son las “bolitas”- pequeñas glándulas que observamos en nuestra areola, ahora mucho más pronunciadas. Su función es maravillosa, ellas se encargan de secretar un lubricante antibacterial que mantiene al pezón húmedo y protegido durante el embarazo y la lactancia.
    • Evita los jabones y las cremas, éstos son innecesarios en lo que es la areola y el pezón. Los jabones pueden remover la lubricación natural y las cremas pueden interferir con la acción antibacterial. #tetatip

Con esto en mente, se nos hará más fácil aplicar las técnicas de expresión de leche manual. Incluso, nos puede ayudar a posicionar correctamente “latch” a nuestro bebé para evitar laceraciones al pezón.

Nos podemos educar leyendo, viendo videos y tratar de compartir físicamente con madres que actualmente se encuentren lactando. No olvides que el sistema de soporte lo encontramos en todas esas personas que nos apoyan y nos elevan a querer dar el máximo. Sin embargo, también podemos contar con expertos en el tema como nuestros Médicos, “Midwifes”, y Consultores en Lactancia.

“El éxito en la lactancia muchas veces va a depender de la confianza y el compromiso de la mujer-mamá. La confianza se puede desarrollar aprendiendo todo lo posible acerca de la lactancia de ante mano. Puedes fortalecer tu compromiso en lactar desarrollando un fuerte sistema de soporte”.   Kathleen Huggins

*Tip: Verifica con tu plan de salud médico, ya que algunos cubren los gastos de este servicio.

Búscanos en Instagram @elartedelateta para más #tetatips, recetas y apoyo.