Acabas de llegar de la única cita a ciegas, en la que sabías que ibas a conocer al amor de tu vida. Ahora estás en casa mirando con asombro al pedacito de cielo que la vida te ha encargado. Entonces; ¿Cómo saber que todo va bien?

Durante los primeros tres días luego de nacimiento la madre lactante va a estar observando continuamente a su bebé en busca de las siguientes señales:

Día 1

  • Durante las primeras 24 horas espera que las tomas de leche sean infrecuentes. Una vez el bebé ha nacido, permanecerá alerta durante 1-2 horas y luego usualmente entran en un sueño profundo que puede durar aproximadamente 5-6 horas.
  • Éste es el momento en que nos recuperamos de la labor de parto.
  • Luego de este periodo; debes esperar lactar mínimo 8 veces en un periodo de 24 horas (Cada 1-3 horas).
  • Estarás ofreciendo pequeñas cantidades de Calostro. La cantidad que producirás es suficiente para el tamaño del estómago de tu bebé.
  • Lo importante es la frecuencia, consistencia y continuidad con la que le ofreces el pecho al bebé de aquí en adelante.

Tomas de Leche: 6-7           Pañales Mojados: 1          Movimientos Intestinales: Meconio

Día 2

  • Continúas ofreciendo Calostro.
  • Observarás que bebé duerme mucho. Si observas que ha llegado la tercera hora, contando desde el comienzo de la última toma, considera despertar al bebé sutilmente.
  • Cuando el bebé a las tres horas no se ha levantado a lactar, puede ser que se encuentre bien calientito. Quita sabanitas poco a poco y observarás como comienza a despertarse.
  • Lo más importante es la estimulación ya que la producción trabaja desde el concepto de “Oferta y Demanda”.
  • Continúa lactando un promedio de 8-12 diarias; cada 1-3 horas.

Tomas de Leche: 8           Pañales Mojados: 2          Movimientos Intestinales: Meconio

¿Qué puedo hacer para estimular al bebé a lactar?

Día 3-4

  • ¡Ha comenzado el proceso de transición de tu leche!
  • La leche dejará de verse tan amarilla, tomando un color más pálido.
  • Durante este periodo se espera que el bebé tenga un momento del día en el que esté muy inquieto y/o exigente.
  • Parecería que la leche materna no lo abastece ya que el bebé quiere lactar más frecuentemente, cada hora.
  • Es normal que sientas dudas acerca de ti o de tu leche y pienses que:
    • Produces poca leche
    • Necesitas utilizar la pompa
    • Necesitas suplementar con fórmula
  • La realidad es que; ¡No!
  • Ten mucha paciencia entre el día 3-4 ya que es normal el comportamiento del bebé, pues en este momento la leche madura.
  • Finalmente; un día antes y un día luego de que la leche “baje”, la demanda se está ajustando. Observa las señales de hambre del bebé y pégalo a ésa maravillosa Teta’ donde la salud y los lazos de amor comienzan.
  • Para el 3ro al 4to día los pañales mojados serán más frecuentes y su caquita estará cambiando de marrón a amarilla.

Tomas de Leche: 10    Pañales Mojados: 3    Movimientos Intestinales: Marrón/Amarilla

En Resúmen;

Luego de los primeros dos días luego del nacimiento, el bebé se levanta a comer de cada 1-3 horas promediando 8-12 tomas. Durante la noche puede que el bebé duerma hasta un máximo de 5 horas corridas. Cuando nuestro bebé parezca dormir más de esta cantidad de horas durante el día o noche no dudes en despertarlo amorosamente para que lacte. Quitarle el calorcito de las sabanitas y la ropita ayudará a que el bebé se muestre más atento.

A las 48 horas de nacido el bebé usualmente tendrá su primera visita con el pediatra o midwife. En este momento se espera que nuestro bebé haya perdido peso. Lo normal es perder de un 5-9% del peso. Dicho peso lo estará ganando de vuelta luego que la leche madura llegue durante el 4to o 5to día. Desde este momento se espera que el bebé gane 1oz al día.

Si nuestro bebé ha perdido más de un 10% significa que hay que observar diferentes factores como: el agarre al seno, la succión del bebé, el tiempo que se está tomando el bebé en el seno, entre otros. En este momento, lo recomendable es contactar a un profesional de lactancia para que nos oriente en los pasos que debemos tomar para alimentar correctamente a nuestro bebé sin tener que recurrir a la fórmula como primera opción. Si luego de intentarlo, sucede que tu caso requiere de la utilización de la fórmula, no te desamines y haz lo mejor que puedas. Lo importante es nutrir y llevar hacia delante a nuestro bebé.

¡Voy a Tí!

Éxito y muchos abrazos,

-Jen

Si te gustó este artículo, me encantaría leerte en los comentarios. No dudes en compartirlo con alguien que le pueda interesar. Finalmente, si te gustaría mantenerte al tanto de lo que compartimos en ésta comunidad subscríbete al Blog y/o búscanos en Instagram @elartedelateta para más #tetatips, recetas y apoyo.