Seguramente has escuchado hablar de la Lactancia Materna como Método Anticonceptivo. La Organización Mundial de la Salud ha determinado que el “Método Anticonceptivo de la Lactancia Materna” – MELA es un 98-99% efectivo si las tres condiciones a continuación se cumplen. Es importante conocer que en algunos casos se ha observado que la mujer se ha encontrado fértil antes de observar su primera menstruación. Por esta razón, es importante estar seguras que las tres reglas de MELA se cumplen.

  1. Bebé tiene menos de 6 meses. (A los 6 meses comienza la alimentación complementaria)
  2. No hay Menstruación. (Importante notar que cualquier sangrado o descarga vaginal antes del día 52 posparto no se considera periodo.)
  3. Bebé Lacta Exclusivamente y a Demanda. Incluyendo al menos una sesión de lactancia en la noche.
  • A Demanda = come antes de las 4 horas.
  • En la noche = no duerme más de 6 horas.
  • Sin Agua
  • Sin Sólidos
  • Sin Fórmula

¿Cuál es la Lógica detrás de este Método?

Se habla de que hay una razón biológica detrás de este método. Un bebé que necesita a su mamá día y noche para obtener su comida no se encuentra listo para compartirla. Por otro lado, el cuerpo de la madre tampoco se encuentra listo para procrear.

¿Qué ocurre cuando no se lleva a cabo lactancia materna exclusiva y a demanda?

La naturaleza se siente algo así como “engañada” cuando introducimos cualquier método que interrumpa la continuidad de la lactancia materna a demanda cada 4 horas durante el día y cada 6 horas en la noche.

Entonces; ¿Qué cosas pueden interrumpir la continuidad en la lactancia?

Suplementar con fórmula– al añadir la fórmula interrumpimos la lactancia ya que es una sesión de lactancia que perdemos con el bebé. Por lo tanto, el bebé no tiene la oportunidad de estimular el pecho. Esta interrupción provoca que las señales hormonales vayan cambiando a favor de la menstruación que favorece el estado hormonal previo. Si el cuerpo no necesita esforzarse tanto en producir alimento, entenderá que debe volver a su estado fértil.

Deseo que evaluemos éste punto desde la perspectiva que:

  • Bebé no se encuentra en Necesidad de alimento.
  • La mamá no se encuentra tratando de aumentar su suplido debido a percances con la lactancia luego del alumbramiento.
  • Mamá no se encuentra en una situación donde se extrae exclusivamente a la misma demanda que el bebé lo requeriría.

Entrenar al niño a dormir en la noche– el entrenamiento dará paso a que el niño duerma rutinariamente más de 6 horas continuas. Un bebé que duerme más de 6 horas corridas le dice al cuerpo de la madre que no se debe esforzar tanto en producir alimento y que se puede retomar la fertilidad.

Ofrecer un “bobo”, “chupete”, “pacificador” – El efecto del chupete es que disminuye el tiempo en el seno ya que el bebé se siente complacido al estar succionando y no siente la necesidad de ir al seno con la misma frecuencia que antes.

Regresar al trabajo– regresar al trabajo antes de los 6 meses te podría poner en riesgo. Pasar 4 horas o más alejadas de nuestros bebés reduce la efectividad de MELA ya que la extractora no es tan efectiva succionando como el bebé.

¿Considero otros métodos anticonceptivos?

Puedes considerar otros métodos anticonceptivos. Sin embargo, la literatura recomienda esperar hasta los 6 meses cuando MELA deja ser efectiva y hay menos riesgo de impactar la ganancia de peso del bebé ya que los estudios han asociado los métodos anticonceptivos a base de hormonas con una disminución en el suplido de leche, que en ocasiones es difícil recuperar. Sin embargo, esto no es cierto para todas las mujeres.

La razón por la que se asocian los métodos anticonceptivos a base de hormonas, con una disminución en el suplido de leche materna es que hay presencia de estrógeno. El estrógeno, aún en pequeñas cantidades, se ha encontrado que frecuentemente disminuye el suplido de leche materna. Los métodos anticonceptivos que utilizan progestina se ha encontrado que usualmente no tiene ningún efecto en el suplido de leche materna.

¿Más allá de los 6 meses?

Ya a los 6 meses el bebé ha comenzado la alimentación complementaria y al menos una de las tres condiciones puede NO cumplirse. Hay data que apoya que; si aún no has retomado tu menstruación, lactas cada 4 horas en el día y cada 6 horas en la noche para un total de 60 minutos al día, la efectividad se mantiene. Sin embargo, la mejor decisión luego de los 6 meses es tomar medidas preventivas si es que se desea evitar un futuro embarazo.

Es importante educarnos para tomar una decisión informada según las metas familiares. Es preferible que seas guiada por un profesional de la Salud experto en el tema de Fertilidad.

Éxito,

Jen

Si te gustó este artículo, me encantaría leerte en los comentarios. No dudes en compartirlo con alguien que le pueda interesar. Finalmente, si te gustara mantenerte al tanto de lo que compartimos en esta comunidad subscríbete al Blog y/o búscanos en Instagram y Facebook.

Relevo de Responsabilidad: Las sugerencias expuestas han sido diseñadas con fines exclusivamente informativos y destinada a complementar, no sustituir, el asesoramiento de un profesional médico capacitado. El Arte de la Teta’ no se hace responsable por malas interpretaciones o mala utilización del material expuesto a continuación.