¿Recuerdas la última vez que sangraste? Quizás lo último que recuerdas fue el proceso de sangrado que acompaña el posparto. Retomar el ciclo menstrual es uno de los signos que MELA ya no es un método anticonceptivo efectivo. La pregunta que todas nos hacemos es ¿Retomar mi ciclo menstrual tendrá algún efecto en la lactancia?

¡Mi Periodo ha regresado! ¿Qué debo hacer?

Una vez nuestro cuerpo retoma el ciclo menstrual debemos:

  1. Tener una idea clara de que métodos preventivos/anticonceptivos estaremos utilizando.
  2. Estar conscientes de nuestros ciclos a través de: la temperatura basal, mucosidad cervical y duración de nuestro periodo.
  3. Abstenerte de actividad sexual durante el tiempo de ovulación dependiendo del método anticonceptivo que se haya seleccionado.

Cambios en el Bebé Lactado

No debe sorprendernos que el periodo de ovulación y/o menstruación sea una etapa del mes en que algunos bebés exhiban un comportamiento distinto al habitual. Algunas madres reportan comportamientos más exigentes en sus bebés y en ocasiones se sienten incómodas al lactar durante los primeros días de la menstruación. Esto se debe a que, la mamá puede sentir sus pezones sensibles durante algunos días entre la fase ovulatoria y el comienzo de la menstruación.

¿Es cierto que el suplido de leche disminuye una vez la menstruación comienza?

Aunque la disminución tiende a suceder con más frecuencia durante los primeros ciclos menstruales, hay mujeres experimentan una menor producción de leche materna justo antes de que comience su periodo menstrual a través del resto de su lactancia.

Se recomienda consumir un suplemento de Calcio (1000mg) y Magnesio (500mg) cada día desde mediados de tu ciclo hasta el día de mayor flujo (Huggins, 2018). Cuando los niveles de estrógeno disminuyen a mitad del ciclo, día 14 para un ciclo de 28 días (ovulación), igualmente disminuye el nivel de Calcio en la sangre. Bajos niveles de Calcio se asocian con sensibilidad en los pezones y calambres menstruales. Suplementar con Calcio te ayudará con cualquier desbalance que pueda afectar indirectamente el suplido de leche. Una dieta balanceada y el consumo de prenatales durante toda la lactancia nos ayudarán a mantener el balance de nutrientes, vitaminas y minerales.

¡Respira!

Todo estará bien. Nuestro cuerpo es sabio y se ajusta continuamente para cubrir las necesidades de nuestros bebés. Si te extraes exclusivamente, aumenta la cantidad de extracciones, aumenta el tiempo de extracción o realiza “power pumps”. Recordando que un pecho que continuamente se vacía, es un pecho que siempre se encuentra produciendo leche.

¡Lo haces bien! ¡Voy a Ti!

Si te gustó este artículo, me encantaría leerte en los comentarios. No dudes en compartirlo con alguien que le pueda ayudar. Finalmente, si deseas mantenerte al tanto de lo que compartimos en esta comunidad subscríbete al Blog y/o búscanos en Instagram y Facebook.

Relevo de Responsabilidad: Las sugerencias expuestas han sido diseñadas con fines exclusivamente informativos y destinada a complementar, no sustituir, el asesoramiento de un profesional médico capacitado. El Arte de la Teta’ no se hace responsable por malas interpretaciones o mala utilización del material expuesto a continuación.